10 razones para amar los viajes

¿Qué significa viajar para usted? He aquí 10 de las muchas razones por las que me gusta viajar.

1. Viajar para dejar un mundo mejor

2. Viajar para conocer diferentes culturas

3. Viajar para comer

4. Viajar para escapar de la realidad

5. Viajar para relajarse

6. Viajar para aprender

7. Viajar para explorar

8. Viajar por la humildad

9. Viajar para transformarse

10. Viaja para cumplir tus sueños de la lista de deseos

11. Razón de bonificación… ¡PARA DIVERTIRSE!


En el acelerado mundo actual, obsesionado por la tecnología, las redes sociales pueden ser la plataforma perfecta para mostrar la belleza del mundo a través del objetivo de los viajeros de todo el planeta. Pero viajar es mucho más que conseguir esa foto perfecta en Instagram para los «fans». Viajar debería ser significativo para todos nosotros. Debe ser emocionante e inspirador, rejuvenecedor y enraizante, educativo y desafiante y, sobre todo, debe ser humillante. Viajar hace que uno se vea obligado a salir de su burbuja y adentrarse en el resto del mundo, descubriendo nuevos lugares, nuevas personas, es la mejor manera de ganar perspectiva sobre lo verdaderamente hermosa que es la vida.


Viajar nos proporciona las mejores historias que contar, nuestros recuerdos más preciados e innumerables aprendizajes irremplazables que podemos elegir para transmitir a otros en nuestras vidas. Nos enseña todo sobre nosotros mismos y los demás, puede ampliar tus horizontes y, al igual que un botón de reinicio, nos obliga a volver a centrarnos en lo que realmente importa en la vida.
Esto es lo que realmente significa viajar para mí…


Para mí, personalmente, viajar es algo absolutamente esencial en mi vida. Nací en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y he tenido la suerte de viajar al extranjero desde que tenía 6 meses. También tengo la suerte de tener familia en todos los rincones del mundo, tanto en Estados Unidos como en Australia. Cuando terminé el colegio, un año más joven, viví en el Reino Unido, y conseguí viajar mucho por Europa durante parte de 2017. Todo ello desencadenó mi amor por los viajes, casi no tuve elección, ¡siempre me iba a gustar viajar, pasara lo que pasara!


Estoy en el último semestre de mi carrera universitaria y tengo ganas de volver a viajar. La pandemia ha frenado todo el proceso, pero sé que en cuanto me vacune del todo, ¡mis vuelos estarán reservados! Me ha picado el gusanillo de los viajes, ¡hay demasiado que explorar!
Ahora, las 10 razones por las que me gusta viajar:

1. Travel to leave a better world


Creo que la gente subestima el impacto que puede tener viajar en el futuro. El turismo no sólo ayuda a las personas de los países con dificultades económicas (poco desarrollados), sino que la exposición a diferentes temas a través de los viajes puede suponer una diferencia real. He tenido la suerte de viajar a diferentes Parques Nacionales en Sudáfrica y una cosa que sé es que cuanto más se exponga, mejor. Algunos lugares están realizando una labor extraordinaria de conservación y protección de la fauna y flora silvestres y, lamentablemente, están luchando por la financiación.

2. Viajar para conocer otras culturas


Viajar nos expone a diferentes culturas y tradiciones ancestrales. A través de estos encuentros auténticos, aprendemos a abrazar y celebrar las culturas y a comprender tanto nuestras similitudes como nuestras diferencias. A menudo los medios de comunicación malinterpretan las culturas o las glorifican. Cuando uno se sumerge en un país diferente y en la cultura local, tal vez descubra que adquiere una perspectiva totalmente nueva sobre la forma de ver el mundo. Ser respetuoso al hacerlo es de suma importancia, si no entiendes algo o no te gusta algo, asegúrate de expresarlo respetuosamente si debes hacerlo. Viajar nos enseña sobre la humanidad y nos hace apreciar, comprender y respetar los diferentes puntos de vista y formas de vida de todo el mundo.

3. Viajar para comer

Esta podría ser una de mis razones favoritas para viajar. Una cosa que nunca encontrarás en una lista de equipaje sugerida es una dieta estricta. ¡Deja eso en casa! Sólo tiene que llevar un buen apetito y ganas de probar nuevos sabores y degustar todas las delicias locales. Recuerda que las mimosas son totalmente aceptables en el desayuno y que el postre siempre es una buena idea. Date un capricho, vuelve a repetir y haz ejercicio al llegar a casa.


Cuando estaba en Europa, algunos podrían decir que había sufrido la «inyección de Heathrow», si no saben a qué se refiere, digamos que había cogido unos cuantos kilos de más. Pero ahora, mirando hacia atrás, no me arrepiento en absoluto. Estaba feliz, abrazando el buen asado inglés de los domingos y amando mi entorno. Es importante que te permitas disfrutar de donde estás en todos los aspectos. Lo que yo digo es que hay que vivir la experiencia completa.

4. Viajar para escapar de la realidad

País extranjero, idioma extranjero, comida extranjera, una nueva realidad. Todos necesitamos salirnos del radar y evadirnos de la realidad de vez en cuando, es algo imprescindible. Los viajes nos permiten disfrutar del anonimato en territorios nuevos e inexplorados. Nos da la libertad de vivir el momento y nos permite ser cualquiera, ir a cualquier sitio y hacer lo que queramos. Cuando estuve de mochilero por Europa en 2017 había comprado un pase interrail, que me permitía ser todo lo espontáneo que quisiera. Recoge y vete aquí, muévete allí, yo fui a Bruselas sólo un día en el autobús. Todo es posible, especialmente cuando se viaja en solitario. Viajar nos permite ser espontáneos y buscar nuevas experiencias y lugares.

5. Viajar para relajarse

En algunos casos, viajar no consiste en correr por las ciudades intentando ver todas las vistas posibles, sino en dar un paso atrás. Nuestras vidas están completamente cargadas de tiempo y de tecnología y, seamos sinceros, no es frecuente que nos tomemos el tiempo necesario para desestresarnos y desconectar realmente de nuestras responsabilidades. Viajar nos permite escapar de las exigencias diarias de la vida, los dramas y los plazos, y nos permite despejar la mente. Nos anima a recargar las pilas y a desconectar de verdad (de nuestros teléfonos, Wi-Fi, correos electrónicos, ordenadores portátiles, redes sociales, etc.) para volver a conectar (con nosotros mismos, con los demás, con el entorno natural y con la fauna). Es tan raro, de hecho, que nos alejemos realmente de nuestro entorno, y yo diría que desde la pandemia nadie ha descansado de verdad. La presión para estar siempre en línea y conectado es inmensa.

6. Viajar para aprender

No todas las aulas tienen cuatro paredes y una campana de alarma… Viajar es la mejor manera de sumergirse en la geografía, la historia, la cultura, la gastronomía, los idiomas, la biología… lo que sea, ¡viajar es el camino! Viajar enriquece la mente y nos educa mucho más que cualquier libro de texto o guía de viajes. Los viajeros curiosos no sólo aprenden sobre diferentes paisajes, idiomas y estilos de vida; obtienen datos fascinantes mientras observan animales salvajes en su hábitat natural; se adentran en la historia de una región y prueban los sabores locales; sino que también aprenden sobre sí mismos (y sobre los demás). El aprendizaje también puede volverse hacia uno mismo… cuando estés en un país extranjero y estés a punto de perder el tren y tengas que pensar qué vas a hacer, te sorprenderá lo que eres capaz de conseguir.

7. Viajar para explorar

Viajar nos hace salir de nuestra zona de confort y nos inspira a ver, probar y degustar cosas nuevas en el nuevo lugar en el que nos encontramos. Nos desafía constantemente, no sólo a adaptarnos y explorar nuevos entornos, sino también a relacionarnos con personas diferentes, a aceptar las aventuras que surgen y a compartir experiencias nuevas y significativas con amigos y seres queridos. Tanto si busca adrenalina y actividad incesante, como siestas sin reparos y la máxima relajación, los viajes nos dan la oportunidad de explorar con el corazón abierto y también con la mente abierta.
Explorar puede significar para ti algo completamente diferente a lo que significa para mí… todo depende de en qué momento de tu vida estés y en qué espacio te encuentres en el momento de viajar.

8. Viajar por la humildad

Esto se alinea con los viajes para dejar el mundo como un lugar mejor. Sin duda, viajar es el mejor curso intensivo de humildad. Al cruzar las fronteras, y los océanos, adquirimos una verdadera perspectiva en nuestras vidas. Aprendemos a reconocer y agradecer todas las cosas que damos por sentadas en nuestras propias vidas, y ganamos en aprecio y respeto por cómo viven los demás. Viajar nos enseña a ser tolerantes, flexibles y abiertos, y sobre todo nos hace ser humildes.

9. Viajar para transformarse

No viajes sólo por viajar. ¡Viajar para buscar aventuras, buscar cosas nuevas y sentirse vivo! Participa en experiencias auténticas que no sólo cambiarán tu forma de ver el mundo, sino que también fomentarán la autorreflexión. La concienciación medioambiental y la acción global ayudarán a proteger y conservar nuestro planeta, ¡participa donde puedas! La transformación toma muchas formas, para ti puede significar visitar una zona de conservación, la transformación puede ser dar tu par de zapatos a un extraño necesitado. Todo vale, sólo hay que ser consciente y considerado… ¡pero vale mucho la pena!

10. Travel to fulfill your bucket list dreams.


La lista de deseos de cada persona y viajero es diferente. Ya sea que desee ver la puesta de sol sobre el Taj Majal, caminar con raquetas de nieve en la ladera de un volcán activo, presenciar los Cinco Grandes de África y la Gran Migración, o encontrar su Zen en un retiro de yoga en el Himalaya, si puede soñarlo, puede hacerlo.
Mi lista de deseos, que pienso cumplir el año que viene, es escalar el Kilimanjaro. Por suerte, en Ciudad del Cabo tengo una montaña bastante decente para entrenar, en mi opinión.
Los viajes (al igual que la risa) son la mejor medicina, y que sigan dejándonos sin aliento y convirtiéndonos a todos en contadores de historias y custodios comprometidos de nuestro precioso planeta.

11. Razón de bonificación… ¡PARA DIVERTIRSE!

No puedo insistir lo suficiente en esto, sea lo que sea que signifique diversión para ti… ¡hazlo! Salga, conozca gente nueva, explore, salga de su zona de confort, ¡vaya al bar a esperar! Ve y haz lo que sea que te haga divertirte y no te arrepientas.

#yolo

Por qué los animales de todo el mundo…

En Animals Around the Globe nos dedicamos a viajar de forma sostenible, a buscar la vida salvaje en su hábitat natural, a devolver a la comunidad y a buscar nuevas aventuras. Nos encanta viajar, ¡esperamos que a usted también!
Comente a continuación cuál es el próximo lugar al que se muere por viajar.


Para ver más blogs que pueden interesarle, eche un vistazo a continuación:

Los 10 mejores encuentros con animales después de Corona

10 Animales que se han extinguido recientemente

Si busca un poco más de inspiración, aquí tiene unas cuantas guías de viaje que pueden despertar la emoción y el deseo de viajar.

Lonely Planet : Lista de viajes definitiva