Dónde ver los chimpancés

¿Alguna vez te ha interesado conocer a los parientes más cercanos de la humanidad en el reino animal? Este blog echará un vistazo a las increíbles vidas de los chimpancés, y lo que podemos hacer para asegurarnos de que estén protegidos ahora y en el futuro.

Los chimpancés son grandes simios que se encuentran en toda el África central y occidental. Y junto con los bonobos, son los parientes vivos más cercanos a los humanos, compartiendo el 98,7 por ciento de nuestra huella genética. Se cree que los humanos y los chimpancés también comparten un ancestro común que vivió hace unos siete a trece millones de años.

los chimpancés

Hábitat y dieta

Los chimpancés tienen el mayor rango de cualquier gran simio en términos de dieta y hábitat. Aunque muchas poblaciones viven en las selvas tropicales, también pueden encontrarse en bosques y pastizales que se extienden desde el centro hasta el oeste de África. Normalmente duermen en los árboles -típicamente en el robusto árbol de madera de hierro de Uganda, que ofrece el lugar más firme y estable para dormir- y construyen ellos mismos nidos de hojas para tener calor y comodidad.

El chimpancé también hace la mayor parte de su alimentación en los árboles. La dieta de los chimpancés es principalmente vegetariana y consiste en más de 300 artículos diferentes, principalmente frutas, bayas, hojas, flores y semillas, pero también huevos y polluelos de aves, muchos insectos y ocasionalmente carroña. Disfrutan de la carne, y se sabe que matan y comen monos, pequeños antílopes e incluso tortugas, que golpean contra los árboles para abrir sus cáscaras. Los chimpancés cazan, tanto solos como en grupos, acechando y matando a varios mamíferos. También parecen usar ciertas plantas medicinalmente para curar enfermedades y expulsar parásitos intestinales.

Los chimpancés son incapaces de nadar, pero se vadean en el agua de vez en cuando en el calor y mientras recogen agua .

Chimpancés

Ubicación y Santuarios

Este mapa comparte los puntos en los que se puede encontrar a los chimpancés en libertad y también señala tres increíbles santuarios, que creen en el rescate y la rehabilitación cuando es posible verlos en otro entorno.

En Uganda se encuentra el Santuario de Chimpancés de Ngamba, que es increíblemente activo en el rescate y la conservación de esta preciosa especie. Si quieres visitarlos, mientras estés en Uganda ponte en contacto con ellos. Si quieres donar, también hay una opción para ello y todas las ganancias contribuyen directamente al bienestar de estos increíbles animales.

A continuación, en Sierra Leona, hay un increíble Santuario de Chimpancés que se llama Santuario de Chimpancés de Tacugama. Tiene objetivos similares a los de Ngamba, sin embargo, ofrece la posibilidad de que los huéspedes se alojen en sus Eco-lodges. Personas famosas, incluyendo a Jane Goodall, han sido voluntarias y han trabajado en este santuario de renombre mundial y seguro que tendrás una experiencia increíble con la vista y la interacción con estos animales allí. Las donaciones y el voluntariado también son opciones en este santuario si quieres participar.

Por último, el Santuario del Edén del Chimpancé en Sudáfrica en relación con el Instituto Jane Goodall hace un trabajo increíble para el Chimpancé. Aunque estos animales no están tan cerca de su origen como es posible, la conservación y rehabilitación de estos animales son la prioridad de Chimp Eden. Y los animales que son aptos para ser dejados en libertad se hacen cuando es el momento adecuado.

Comportamiento y necesidades sociales

Los chimpancés, al igual que los humanos, son seres altamente sociales. Viven en comunidades de varias docenas de animales, lideradas por un macho alfa y su coalición de aliados masculinos. Las investigaciones han demostrado que los chimpancés macho y hembra tienen personalidades individuales, siendo las hembras más confiables, tímidas y reflexivas. El aseo es una parte importante de su vida social, ya que ayuda a los chimpancés a vincularse mientras eliminan las garrapatas y la suciedad de sus cuerpos.

Aunque los chimpancés suelen andar a cuatro patas, pueden pararse y caminar erguidos si así lo desean. Los chimpancés tienen brazos, manos y dedos largos, que les ayudan a trepar a los árboles y a balancearse de rama en rama (ideal para el terreno en el que residen).

Los chimpancés se despiertan al amanecer y pasan el día en los árboles y también en el suelo. Después de un largo descanso al mediodía, el final de la tarde suele ser el período de alimentación más intensiva para los chimpancés. En los árboles, donde la mayoría de la alimentación tiene lugar, los chimpancés usan sus manos y pies para moverse. Saltan y se balancean hábilmente con sus brazos de rama en rama cuando están arriba. El movimiento a una distancia significativa suele tener lugar en el suelo. Aunque los chimpancés son capaces de caminar erguidos, se mueven más a menudo a cuatro patas, apoyándose en los nudillos de sus manos, es decir, caminando con los nudillos.

Los chimpancés muestran estrategias sociales complejas como la cooperación en el combate y el cultivo de coaliciones y alianzas a través de la convivencia, el aseo recíproco y el reparto de la carne (a veces a cambio de oportunidades de apareamiento).

Un macho alfa, por ejemplo, puede interferir con su rival en la preparación de un simio de un tercero porque tal coalición podría poner en peligro el estatus del alfa. Por otra parte, el simio tercero podría mostrar oportunismo estratégico en tal situación, ya que su asistencia a cualquiera de las partes podría determinar cuál de sus superiores prevalece. Los chimpancés, por lo tanto, parecen tener cierta comprensión del concepto de «comercio».

Consuelan, se reconcilian y toman represalias durante las peleas y así comparten emociones y aspectos de la psicología similares a los que se encuentran en los humanos: el auto-reconocimiento, la curiosidad, la simpatía, la pena y la atribución.

Aunque los chimpancés se ocupan de los niños huérfanos, también se burlan de las personas discapacitadas, ocultan información que les supondría una desventaja y manipulan a los demás para su propio beneficio expresando posturas, gestos y expresiones faciales engañosas.

Inteligencia y comunicación:

Los chimpancés son muy inteligentes y son capaces de resolver muchos tipos de problemas que les plantean los entrenadores humanos y los científicos. Varios investigadores han enseñado a los chimpancés a utilizar el lenguaje de signos o lenguajes basados en la exhibición de fichas o símbolos pictóricos.

Las implicaciones de estos estudios sobre el lenguaje han sido impugnadas, sin embargo, los críticos afirman que los simios no han adquirido un verdadero lenguaje en el sentido de entender las «palabras» como símbolos abstractos que pueden combinarse de nuevas formas significativas. Otros investigadores sostienen que la formación lingüística más reciente ha hecho que los chimpancés adquieran un verdadero reconocimiento de las «palabras» como abstracciones que pueden aplicarse en contextos novedosos.

La comunicación entre los chimpancés en la naturaleza toma la forma de expresiones faciales, gestos y una gran variedad de vocalizaciones, incluyendo gritos, gritos, gruñidos y rugidos. Los machos muestran excitación al pararse erguidos, pataleando o balanceándose, y soltando un coro de gritos.

Los chimpancés utilizan llamadas y gestos más fuertes para la comunicación a larga distancia (como el tamborileo en los contrafuertes de los árboles) y llamadas y expresiones faciales más silenciosas para la comunicación a corta distancia. Las similitudes con la risa y la sonrisa humanas pueden verse en sus «juegos de jadear» y sonreír, respectivamente.

Uso de la herramienta

Estos primates inteligentes son una de las pocas especies que sabemos que utilizan herramientas, que la primatóloga Jane Goodall observó en 1960. Su descubrimiento pionero llevó al arqueólogo Louis Leakey a declarar: «Ahora debemos redefinir ‘herramienta’, redefinir ‘hombre’ o aceptar a los chimpancés como humanos».

Como Goodall observó, los chimpancés dan forma y usan palos para recuperar insectos de sus nidos o excavar larvas de troncos. Utilizan piedras para abrir sabrosas nueces y emplean hojas como esponjas para absorber agua potable. Y los chimpancés pueden incluso ser enseñados a usar un lenguaje de signos humano básico. Esto ha puesto de manifiesto las increíbles similitudes entre la humanidad y estos animales, después de todo compartimos cantidades notables de ADN con ellos.

Los chimpancés

Jane Goodall:  

Como se mencionó anteriormente, las observaciones de Jane Goodall crearon mucha atención global a estos animales en peligro de extinción. Su conexión con los animales era tan evidente que despertó el interés del público en general y permitió que se trabajara más en su conservación.

¡Su historia no sólo es inspiradora sino también fascinante! En julio de 1960, a la joven edad de 26 años, Jane Goodall viajó desde Inglaterra a lo que hoy es Tanzania y se aventuró en el poco conocido mundo de los chimpancés salvajes. Estaba equipada con poco más que un cuaderno, binoculares, y su fascinación por la vida silvestre como Jane Goodall desafió un reino de incógnitas para dar al mundo una notable ventana a los parientes vivos más cercanos de la humanidad. A través de casi 60 años de trabajo innovador, la Dra. Jane Goodall no sólo nos ha mostrado la urgente necesidad de proteger a los chimpancés de la extinción, sino que también ha redefinido la conservación de las especies para incluir las necesidades de la población local y el medio ambiente. Hoy viaja por todo el mundo, hablando de las amenazas a las que se enfrentan los chimpancés y las crisis ambientales, instando a cada uno de nosotros a tomar medidas en nombre de todos los seres vivos y del planeta que compartimos.

Vale la pena ver este video para entender cómo los descubrimientos de Jane Goodall fueron puramente innovadores.

Cuando Jane Goodall entró en el bosque de Gombe, el mundo sabía muy poco sobre los chimpancés, y menos aún sobre su parentesco genético único con los humanos.

Adoptó un enfoque poco ortodoxo en su investigación de campo, sumergiéndose en su hábitat y en sus vidas para experimentar su compleja sociedad como un vecino en lugar de un observador distante y llegando a comprenderlos no sólo como una especie, sino también como individuos con emociones y vínculos a largo plazo.

El descubrimiento de la Dra. Jane Goodall en 1960 de que los chimpancés hacen y usan herramientas es considerado uno de los mayores logros de la erudición del siglo XX. Su investigación de campo en Gombe transformó nuestra comprensión de los chimpancés y redefinió la relación entre los seres humanos y los animales en formas que siguen emanando en todo el mundo.

La institución establecida Jane Goodall es una «organización de conservación comunitaria global» que promueve la visión y el trabajo de la Dra. Jane Goodall. Al proteger a los chimpancés e inspirar a la gente a conservar el mundo natural que todos compartimos, mejoran las vidas de las personas, los animales y el medio ambiente.

La institución cree que «Todo está conectado, todos pueden hacer la diferencia».

Reproducción

Las hembras chimpancés pueden dar a luz en cualquier momento del año después de un período de gestación de unos ocho meses, y normalmente a un solo bebé. El chimpancé recién nacido pesa alrededor de 1,8 kg, está casi indefenso, y se aferrará al pelaje de su madre y más tarde montará sobre su espalda hasta el momento del destete entre las edades de tres y cinco años. Las hembras alcanzan la edad reproductiva a los 13 años y a menudo sólo dos crías sobreviven durante su vida, mientras que los machos no se consideran adultos hasta que tienen casi 15 años.

La longevidad de los chimpancés es de unos 45 años en estado salvaje y 58 en cautiverio. Sin embargo, se han documentado individuos más viejos. Por ejemplo, se informó que el chimpancé Chita, un actor de animales de las películas de Tarzán de los años 30 y 40, vivió aproximadamente 80 años.

los chimpancés

Amenazas a la supervivencia

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha declarado al chimpancé como especie en peligro de extinción, y la creciente población humana es la principal responsable. A medida que los seres humanos se mueven en más y más de la gama geográfica del chimpancé, despejan el hábitat forestal del simio para dar paso a la agricultura. La tala, la minería, la extracción de petróleo y los nuevos proyectos de carreteras y autopistas amenazan con degradar y fragmentar aún más el hábitat del chimpancé.

En Uganda occidental, la pérdida de hábitat ha alimentado el conflicto entre los humanos y nuestros parientes más cercanos. La deforestación no sólo dificulta que los chimpancés encuentren un lugar para vivir, sino que también ejerce presión sobre su suministro de alimentos silvestres. En su desesperación, muchos recurren a buscar comida en los hogares de los humanos cercanos. Aunque en su mayoría roban fruta y otros alimentos a su alcance, los simios ocasionalmente arrebatan y matan a niños pequeños. Los humanos matan a los chimpancés en represalia y para proteger a sus familias de futuros ataques.

Los cazadores de carne silvestre se dirigen a los chimpancés porque proporcionan más carne que los mamíferos más pequeños, a veces recogiendo sus crías como mascotas para ellos mismos o para venderlas en el comercio ilegal de mascotas. Y los chimpancés también son susceptibles a las enfermedades infecciosas. Desde la década de 1980, el virus del Ébola los ha matado en cantidades significativas.

Chimpancé caminando

Conservación

Los chimpancés están protegidos por las leyes nacionales e internacionales, incluida la Ley de Especies en Peligro de los Estados Unidos. Algunos de sus hábitats también están protegidos como santuarios o reservas. Las organizaciones de conservación siempre están tratando de ampliar estas áreas protegidas, al tiempo que presionan para poner fin a la matanza y la captura ilegal de los animales.

La clave para asegurar el futuro del chimpancé, sin embargo, es mejorar su relación con los humanos. Muchas organizaciones trabajan con las comunidades para concienciar sobre las amenazas a las que se enfrentan los chimpancés, desarrollar planes de acción para preservar sus hábitats y ayudar a los miembros de la comunidad a desarrollar medios de vida alternativos que no pongan en peligro el hábitat del animal.

los chimpancés

¿Has disfrutado aprendiendo sobre nuestro pariente más cercano en el reino animal? Hay muchos otros primates que son fascinantes y probablemente despertarán tu interés. Echa un vistazo a nuestros blogs que involucran a otros primates como los babuinos en Africa.

Open chat
Hi! Text us for more tour details.
Hello! 👋
How can we help you?